Skip to content

TÉCNICAS DE ANÁLISIS

Análisis de materiales
Estudios con Imágenes Técnicas

Métodos Ópticos y Estudios de Superficie

El empleo de estas técnicas permite el estudio de micromuestras, realizando un análisis pormenorizado de la composición, localización y distribución precisa de los materiales presentes en las capas de pintura.

  • Microscopía óptica con luz polarizada (PLM)
  • Microscopía de fluorescencia (FM)
  • Microscopía electrónica de barrido-Microanálisis por dispersión de energías de rayos-X (SEM-EDX)
  • Microscopía confocal (CLSM)
  • Microscopía digital para el estudio de superficies (DM)

Técnicas Cromatográficas

A partir de técnicas cromatográficas es posible el estudio con alta precisión de diferentes componentes orgánicos de las pinturas y otros bienes culturales. De esta manera son analizados los aglutinantes, adhesivos, consolidantes, colorantes, naturales y sintéticos restos de materiales en objetos arqueológicos; siendo estos datos una información de gran importancia en los trabajos de restauración, documentación y autentificación de las obras.

  • Cromatografía de gases-espectrometría de masas (GC-MS)
  • Cromatografía líquida de alta resolución (HPLC)
  • Cromatografía en placa fina (TLC)

Técnicas Espectroscópicas y Difractométricas

Estas técnicas de análisis permiten la identificación precisa de numerosos compuestos presentes en las obras, tanto orgánicos como inorgánicos, cuya determinación es de imprescindible para el conocimiento de los materiales con los que han sido elaboradas las obras y cómo han sido utilizados éstos, su estado de conservación, propuestas de restauración y procedimientos de documentación con vistas a la autentificación.

  • Espectroscopía infrarroja por transformada de Fourier (FTIR)
  • Espectroscopía RAMAN
  • Difracción de Rayos X (RXD)

ESTUDIOS CON IMÁGENES TÉCNICAS

El estudio de las obras a través de imágenes técnicas desvela la técnica de ejecución de la pintura, pudiendo comprender las principales características de elaboración y el proceso creativo de la pintura, así como las particularidades relacionadas con la aplicación, distribución y manejo tanto del soporte como de la pintura.

Radiografía

El uso de la radiografía es un recurso de gran importancia para el estudio de las obras ya que permite distinguir las capas no visibles de las mismas. Las imágenes radiográficas permiten desvelar las correcciones o modificaciones realizadas por el artista y la forma general en que ha aplicado los materiales en la pintura, es decir, conocer la técnica de ejecución de la obra durante el proceso creativo de la misma. Del mismo modo ofrece significativa información sobre las características del soporte y del estado de conservación de la pintura. El conjunto de estos resultados representa una información trascendental de apoyo a los procesos de documentación, conservación y autentificación de las obras.

Reflectografía infrarroja

Las imágenes bajo espectro infrarrojo se han empleado durante muchos años en el proceso del estudio de una obra de arte. La Reflectografía Infrarroja es una técnica de imagen que permite visualizar una pintura registrando su respuesta en una parte del espectro infrarrojo (IR) invisible para el ojo humano. La imagen obtenida permite observar los trazos ocultos, subyacentes a la pintura de la superficie, de modo que permite un estudio detallado del dibujo preparatorio realizado por el artista, las técnicas empleadas para realizar el mismo o los planteamientos previos que el pintor pudo plasmar antes de realizar la ejecución. El análisis global de la reflectografía infrarroja permite estudiar diversas características técnicas de la pintura que desvelan importante información en la investigación de la obra, constituyendo así un apoyo importante a los procesos de autentificación de las pinturas.

Imagen de la obra tomada mediante fotografía digital infrarroja.
Imagen de la obra a partir de la fluorescencia visible inducida por luz UV.
Fotografía con luz uv Mediante esta técnica pueden detectarse los retoques y los posibles repintes posteriores a la creación de la obra y detectar el uso de engaños típicos de las falsificaciones, mediante el añadido de distintos elementos de la obra, como puede ser la firma. Permiten también la distinción de materiales que a simple vista parecen iguales, debido a que éstos, en su naturaleza y en su composición, son distintos, pudiéndose por tanto delimitar cuáles son originales y cuáles son fruto de manipulaciones posteriores. Por ello, todo tipo de inscripción, firma o añadido posterior que haya sido realizado sobre una obra de arte puede ser detectado con este método, ya que la fluorescencia de lo añadido es siempre diferente a la del original.

Imágenes obtenidas en el microscopio óptico de la sección transversal de una micromuestra